PMBok Capítulo 1 – Introducción a la gestión de proyectos

004_pmbok_01

PMBok

Me he desempeñado como jefe de proyectos durante gran parte de mi vida laboral. La gestión de iniciativas me fue siempre atractiva, sobre todo por la posibilidad de trabajar en conjunto con equipos en pos de un logro común; de aplicar conocimientos y técnicas para conseguir objetivos propuestos; y también por la posibilidad de proponer mejoras tanto en sistemas como en procesos de negocio. Por supuesto no es mi único interés laboral; también me interesa volver a gerenciar áreas de BI, o de Desarrollo y Transformación Digital, y poder aplicar toda la experiencia acumulada. Pero por ahora, mejorar lo que hago es esencial.

Con estos objetivos en mente tomé en consideración una posible certificación PMP y poder así validar mediante un tercero mis competencias y mi trayectoria profesional. ¿Por qué? Continuar aprendiendo es importante tanto en lo personal como en lo profesional; mejorando competencias para estar al día con las tendencias de la industria y con mi idea de ser de los mejores en lo que me desempeño. De hecho, en paralelo con la redacción de este artículo, estoy pensando en volver a estudiar, probablemente en un nuevo diplomado orientado a BI y Customer Intelligence. Time will tell.

Volviendo al tema de la certificación, el primer paso que tomé fue conseguir la guía PMBok 5ta Edición y proceder a leerla de cabo a rabo. Me tomó un tiempo por supuesto, pero la digerí de manera íntegra, repasando algunos puntos para entenderlos correctamente. El siguiente paso fue aprender cómo debía certificarme, y fue durante este paso que tomé la decisión personal de congelarlo, por razones que quizás detalle más adelante; no obstante el aprendizaje quedó en mi «base de datos», y puedo decir que es una lectura que recomiendo, especialmente para los que están iniciando en el rol.

Y pues me parece una excelente idea continuar mi Blog con mi experiencia en la lectura y compresión de la guía. Así como también qué pienso sobre determinados tópicos, para finalizar con una conclusión. Todo esto en cómodos capítulos, para gusto de quienes no gustan de páginas sobre cargadas.

 

Introducción a la Project Management Body of Knowledge (PMBok)

Lo primero y más importante de entender a mi juicio, es que esta guía es un compendio de buenas prácticas para los proyectos en general. Esto es, sirve para formar una sólida base de conocimientos en base a pautas generales definidas por un equipo de expertos. No obstante, no es una Biblia que debe ser seguida al pie de la letra. Los proyectos también tienen un componente de incertidumbre, dado por la naturaleza humana y también porque la planificación es «mirar al futuro». Y dejando de lado a un vidente o a un mago, nadie tiene absoluta certeza del futuro.

El propósito general de la guía se centra en entregar información sobre habilidades, conocimiento, herramientas y metodologías, que hoy en día son aceptadas como la base para lograr el éxito de un proyecto. ¿Y qué es un proyecto? Es el «esfuerzo con un origen y fin definido, que permite la creación de productos y/o servicios que agreguen valor». De diccionario. A través de sus capítulos, va detallando cada una de las actividades de un proyecto estándar, entregando la información comprometida. Y que debo decir me ha sido de mucha ayuda para mejorar mi forma de gestionar.

El primer punto de la guía que incorporé como dato duro en mi base de conocimiento, es aquél que define la Gestión del Proyecto, y la división de esta gestión en cinco grupos de procesos:

  • Inicio
  • Planificación
  • Ejecución
  • Monitoreo y Control
  • Cierre

¿La razón? Me permitió mejorar la forma en cómo estructuraba las distintas actividades de un proyecto. Por ejemplo, identificaba a todos los stakeholders en la fase de Inicio, y luego de manera casi inmediata comenzaba con el Plan de Trabajo. No obstante, en no pocas ocasiones no quedó claro quién tenía qué rol, y cuál era su nivel de involucramiento. Es más, en dos ocasiones ni siquiera se enteraron que yo era el Project Manager designado, aunque cueste creerlo.

La fase de Inicio tiene dos procesos que son relevantes: la Carta del Proyecto y la Identificación de los Stakeholders. Yo me enfocaba fuerte en identificar a los actores, pero faltaba esa fase de empoderamiento general donde queda claro qué haremos, quiéne, por qué y cuál es el resutaldo esperado. Mucho más allá de cosntruir una Matriz de Responsables. La guía me ayudó a entender la importancia de este proceso, y debo decir que me ha dado buenos resultados. Mitigo riesgo en tiempo, porque el equipo queda empoderado al principio; y no se requiere ejecutar «nuevas» reuniones de kick-off durante la ejecución.

¿Fascinante, cierto? El analizar esta guía, y contar mi experiencia da para muchos capítulos, que pretendo abordar en detalle en próximos artículos. Y por supuesto, sentirse libres de iniciar discusiones al respecto, que también es una excelente forma de enriquecernos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.