La difícil tarea de buscar trabajo

Meses atrás inicié este espacio virtual con la idea de compartir mis conocimientos en los más de 14 años desempeñando cargos en diversas empresas. La mayor parte de la experiencia laboral la construí en Telecomunicaciones, no obstante he trabajado en el mundo de la Consultoría, en el mundo Financiero, y ahora último en una gran empresa de Retail.

Durante el tiempo en que publiqué las noticias estuve en la búsqueda de trabajo debido a que en mi anterior empresa tomaron la decisión de no seguir contando con mis «servicios». En otras palabras me despidieron. Debo reconocer que fue una experiencia dura ya que fue mi primera vez, y mi cuestionamiento no fue en contra de la empresa sino a mi desempeño como profesional.

Por este y otros motivos dejé de publicar noticias hasta el día de hoy, y qué mejor forma de retomar que compartiendo mis puntos de vista sobre la búsqueda de trabajo.

 .

Buscando Trabajo

A diferencia de años atrás donde las entrevistas me tocaron directamente con áreas de recursos humanos de quien ofrecía el empleo, hoy en día la búsqueda de profesionales está en su mayoría externalizada. Esto significa que quien tomará tus datos, evaluará tus conocimientos y juzgará tus competencias no tiene que necesariamente conocer el negocio de la empresa contratante, sino mas poseer un marco referencial por el cual guiarse.

En este contexto donde el servicio es más impersonal, es importante obtener toda la información posible del cargo para así adquirir conocimiento básico de qué se espera de uno, y si es factible conocer cuál es la empresa contratante para obtener información en la red; no es un punto a favor el ni siquiera conocer el rubro cuando ya conoces el nombre.

En el caso de que el nombre sea clasificado, entonces aconsejo ser lo más generalista posible cuando te explayes en tu experiencia profesional, reforzando tu relación con jefes y pares, tu capacidad de trabajar en equipo, tu tolerancia al estrés. Dejar en claro que el rubro no es relevante a la hora de hacer bien el trabajo.

Finalmente tener cuidado de no discutir mucho con quien te entrevista, aún cuando puedas tener la razón. Personalmente tuve una mala experiencia en donde el entrevistador dedicó más tiempo a ningunear mi título, porque supuestamente era profesor en la Facultad de Ingeniería de la USACH, y «nunca había oído nombrar mi carrera». Aunque no discutí con él en estricto rigor, no conservé la calma para responder sus otras preguntas y esa es una debilidad que debo superar.

 

El informático lo sabe todo

Otro aspecto importante en la búsqueda de trabajo y que en mi opinión afecta de manera muy especial a la Informática, es el conocimiento solicitado. No son pocas las propuestas de trabajo donde se pide conocer «de todo», y ni hablar de los sueldos que ofrecen. Es una concepción errónea de muchos el creer que el Informático es la navaja suiza de la Computación, y que deberá conocer desde cómo eliminar un virus, hasta diseñar complejos diagramas arquitectónicos.

En caso de participar en el proceso de selección hacer mucho hincapié en lo que se conoce, dejando siempre muy en claro que se está dispuesto a aprender lo necesario. Antes de ir no hace daño buscar en la red lo que desconocemos tanto para mejorar nuestra entrevista, tanto porque nos permitirá mejorar nuestras competencias.

Mi opinión personal es dejar pasar las solicitudes que son demasiado ambiguas debido a que si no saben qué necesitan entonces se corre el gran riesgo de trabajar en cualquier cosa, y a no ser que uno quiera intencionalmente vivir esa experiencia, puede ser en extremo frustrante. Adicional a que uno mismo «acostumbra» al «mercado» a que estas solicitudes de «todo a mil» sí tienen demanda. Como dije antes es mi opinión estrictamente personal.

 

La paciencia es clave

Un tercer aspecto en la búsqueda de trabajo es tener paciencia. Para lograr el puesto que uno quiere y/o el sueldo que uno busca, hay que postular muchísimo, donde quizás sólo el 1% se concrete en entrevistas para finalmente quedar como al principio. Se que es fácil escribirlo, pero se debe tener paciencia y sobre todo evitar deprimirse por los «fracasos».

El que no te llamen, el que no quedes no significa que seas un mal profesional, simplemente que quizás el sueldo pedido estaba por sobre el máximo presupuestado, que la empresa solicitante recibió demasiados CVs, o que simplemente se decidió por otro postulante por ABC motivos. Deprimirse no ayuda a conseguir un trabajo, y el ánimo no será el mejor cuando finalmente vayas a una entrevista.

La clave aquí es seguir buscando, mientras se evalúa el presente en el aspecto monetario. En mi caso personal no tuve que recortar gastos debido al seguro de cesantía y la indemnización; pero cuando no es así, uno debe hacer sacrificios partiendo por todo lo que no es necesario.

 

Pero ¿Dónde postular?

Los portales más conocidos en Chile siempre deben ser los primeros a recurrir cuando se busca trabajo, a pesar que creo tienen un grave defecto: es imposible que exista un ejecutivo por cada aviso, por lo que necesariamente tu CV llegará a una bandeja donde habrá cientos de CVs para ser revisados por la misma persona. Eso significa que entre más antigua la postulación, más probabilidad de que nadie lo lea. Entre los portales que más utilicé están Laborum, Trabajando, Bumeran y Chiletrabajos.

De los que más me llamaron fueron de Bumeran y Chiletrabajos, quizás porque las postulaciones se hacían muchas veces enviando el CV a un correo electrónico, lo que lo hace más personalizado que presionar un botón y esperar a que alguien «del otro lado» te contacte.

También postulé a varios avisos que aparecieron en LinkedIn. Los últimos dos trabajos los obtuve por esta vía, sin embargo es necesario decir que esta vez fue decepcionante. En promedio me llamaron menos comparado contra los portales, y siendo una red profesional nacida para ayudar -entre otras cosas- en estos temas, de las decenas de contactos de «Head Hunters» que tengo recibí absolutamente nada.

Hoy en día abundan las imágenes con frases motivacionales que en lo personal creo que aportan nada, y postulaciones para cursos de «mejoramiento de CVs». En lo personal creo que se perdió bastante el sentido que tenía originalmente, y no descarto que sea responsabilidad de nosotros los usuarios.

 

Considero que he cubierto los aspectos más importantes en la búsqueda de trabajo, sin entrar a evaluar las redes de contacto personales que normalmente son mucho más efectivas. Lo importante es tener paciencia, ser constante en la postulación, y jugársela en el momento de la entrevista.

Y si estás leyendo esto mientras buscas trabajo, ¡Buena Suerte!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.